Shows / Expositions  | Projects / projets  | La Verrière - Fondation d’entreprise Hermès, Bruxelles  | Méthode Room, Chicago  | Workshop / Ateliers  | Texts / Textes  | Interviews / Entretiens  | INFO




>> TEXTOS EN ESPANOL (SELECCION)

Raphaël Zarka
en EXIT EXPRESS n°36, Mayo 2008



"Es casi un insulto a las formas del mundo el pensar que podamos inventar algo o que necesitemos inventar lo que sea". Convirtiendo esta reflexi
n de Borges en su leitmotiv, Raphaël Zarka (Montpellier, 1977) aborda forzosamente la practica del arte de forma desplazada. Y problematica. Coleccionista, lector, buscador..., diriamos que casi "investigador", forma parte de esos artistas eruditos, que trabajan prioritariamente con el saber y el conocimiento como materiales de base. La forma vendra después. La escultura realizada no es mas que una actualizacian entre otras de su trabajo, que sigue siendo siempre, sin embargo, profundamente escultorico. Ejemplos. Su serie Riding modern art se presenta en el marco de imagenes escogidas de skaters haciendo figuras sobre proyectos artisticos en el espacio pùblico. Otra, titulada Les formes du repos, son fotografias tomadas por el artista de fragmentos de una obra en construccon abandonados (una tuberia gigante, los restos de un gigantesco proyecto de aerotrén en pleno campo francés, un vaciado de una losa de hormigon en el bosque), todos ellos con una extraña e interesante cualidad escultorica. En cuanto al video Roller Gab, muestra a un perro que deambula por las ruinas fantasmales de un improbable parque de skaters abandonado, aparentemente construido sobre un pequeño valle. En ocasiones, estas bùsquedas de formas insertadas en nuestro dia a dia conducen a la realizacion de una escultura en volumen, como el sorprendente descubrimiento de dos rompeolas de hormigon en una zona portuaria. Estos, sin que el artista sepa exactamente por qué, tenian la forma de perfectos "rombicuboctaedros", una figura geométrica rara y muy especifica, representada en un cuadro del siglo XVI de Jacopo de Barbari.
Pero volvamos unos pasos atràs. Es a partir de un estudio sobre el skateboard, una actividad que practica como aficionado, como Zarka llega a interesarse por las leyes fisicas y, de ahi, en los instrumentos cientificos utilizados por los sabios para experimentar y calcular las trayectorias de los movimientos del cuerpo en el espacio. Formas que el artista va a reproducir simplificàndolas ligeramente, utilizando a menudo materiales nobles. Aunque recuerdan formalmente al arte minimalista, sus esculturas se desvian de éste profundamente, en primer lugar en su factura, bastante preciosa, pero, sobre todo, en el hecho de que niegan precisamente toda autonomia o especificidad del objeto. Se trata màs bien de un trabajo de representacion segùn un modelo, en resumidas cuentas clàsico, que no solo establece vinculos, sino que designa coincidencias formales, y juega con los isomorfismos entre arte, ciencia, cultura e industria. Un verdadero pensamiento critico en volumen, sostenido por referentes teoricos preciso, sobre todo, por el pensamiento del escritor Roger Caillois, que defiende la idea que existe un nùmero finito de formas en el mundo sobre las que trabajar. Asi, estas coincidencias formales serian los indicios de un orden del mundo. Estas esculturas eruditas, sabias, cargadas de sentidos heterogéneos pero no contradictorios, podrian parecer a primera vista herederas de una pràctica positivista o racional, pero, no nos equivoquemos : detràs de este rigor procesual, de esta factura geométrica de las formas, hay algo de romàntico en la obra del artista. Algo emocionante en el respeto y el amor por los objetos abandonados, olvidados o desechados. Crisoles de una historia secreta de las formas que siguen una misteriosa necesidad teleologica, que en un nivel màs profundo, estàn hechizados por historias humanas escondidas, por destinos ignorados, cuyos indicios mudos pueblan clandestinamente nuestros entornos inmediatos.

Guillaume Désanges