Shows / Expositions  | Projects / projets  | La Verrière, Bruxelles  | Méthode Room, Chicago  | Workshop / Ateliers  | Texts / Textes  | Interviews / Entretiens  | INFO




>> TEXTOS EN ESPANOL (SELECCION)

Michel Blazy
en EXIT EXPRESS n°16, Dic 2005



"Vanity case", 5 de Noviembre -24 de Diciembre 2005, Galeria Art:concept, Paris.

Aun recordamos La Vie des choses (1997), impresionante instalacion del artista francés Michel Blazy, que habia transformado el espacio acristalado del Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris en un improbable invernadero "malsano", con organismos vegetales que proliferaban en los cristales como champiñones. Irrespirable. Las bases de su trabajo ya estaban ahi : trabajar las condiciones minimas necesarias para la germinacion y crecimiento de vegetales comunes (patatas, rabanos, guisantes, etc) y dejar evolucionar todo ello en el espacio del arte. Una cosmogonia embrionaria, caotica y deficiente, que cuestiona a la vez la esencia vital de la obra de arte y la salubridad de sus lugares de exposicion. Una estética de la lenta podredumbre entre atraccion y repulsion, que a menudo roza la abstraccion formal. Es también una aguda investigacion sobre el work in progress, la irreductible inconclusion del arte vivo, el todo vendido bajo la forma de protocolos que permiten reproducir, en su obra, estos mini-ecosistemas. Do-it-yourself de la podredumbre.
Jardinero y manitas, intencionadamente amateur, Michel Blazy se ha profesionalizado algo y ha sabido renovar sus procedimientos. La exposicion en la galeria Art concept ilustra una tendencia hacia el dominio de las formas, hacia la figuracion : caniches de resina cubiertos de espuma de afeitar, una estatua yacente y un craneo de galletas para perros (en forma de hueso) y carne de cerdo, arañas en hilos de hierro y puré de verduras enmoheciéndose. Y, sobre todo, en una tradicion eminentemente clasica, una naturaleza muerta con volumen, magnifico drapeado multicolor recubierto de verduras secas, como escarchadas o confitados en cola de papel pintado.
Esta exposicion, bajo el signo de la vanidad, recuerda finalmente como Blazy, artista antinaturalista, no utiliza la naturaleza contra la industria, ni la vida de las plantas contra la muerte del arte, sino, bien al contrario, los problemas de las relaciones entre lo natural y lo artificial del mundo, en una logica de corrupcion y deficiencia compartida. La espuma de afeitar, como la piel de verdad, debe ser retocada regularmente. Las plantas, como los productos manufacturados, se consumen ellas mismas, se desagregan, producen deshechos. Blazy, al utilizar lo vegetal y lo organico como motivos de una oscura representacion funebre, escatologica, y no como ideal emblematico de salud, trastoca con humor y subversion las bases ideologicas del "desarrollo sostenible".

Guillaume Désanges