Shows / Expositions  | Projects / projets  | La Verrière - Fondation d’entreprise Hermès, Bruxelles  | Méthode Room, Chicago  | Workshop / Ateliers  | Texts / Textes  | Interviews / Entretiens  | INFO




>> TEXTOS EN ESPANOL (SELECCION)

DADA
en EXIT EXPRESS n°15, Nov 2005



5 de octubre 2005 - 9 enero 2006, Centro Pompidou, Paris.

Curador : Laurent Le Bon

Desde la introduccion de la exposicion, su lucido comisario, Laurent Le Bon, lo admite : "No exponemos Dada". Tal es la paradoja y el interés fundamental de esta vasta empresa, que no se habia intentado en Francia desde 1966. Como exponer uno de los movimientos mas influyentes y fecundos del siglo XX que también fue, por autodefinicion, el menos aprehensible, el que resultaba mas fuera de control, el mas huidizo ? Del mismo modo que no se puede "procesar un huracan" (Victor Hugo, sobre la Revolucion Francesa), cabe preguntarse si podemos "exponer" el desencadenamiento vital y salvaje de la libertad.
El movimiento Dada acumula paradojas : a la vez proliferante y temporalmente concentrado, prolifico e inmaterial, caotico y programatico, autonomo y reactivo, desinteresado y politico. Dada es un pulpo informe, una ola de formas cambiantes que aglomera cre-aciones artisticas, literarias, graficas, produccion intelectual y agit-prop. Dejando detras de su huellas de gestos mas que obras, relatos miticos mas que historia, un estado de animo mas que un corpus material.

Sin embargo, con mas de 1000 obras de 50 artistas, la exposicion gana la apuesta de esta mision imposible. Esta impresionante cantidad de documentos (correo, declaraciones, notas, recortes de prensa) propone enfoques cruzados, contradictorios y, por lo tanto, especialmente apasionantes sobre el movimiento. Pasando rapidamente por el episodio vienés del Cabaret Voltaire, despliega precisamente todas las emanaciones Dada, que esclarece en actos algunos fundamentos del movimiento. En primer lugar, como Dada es un proyecto autorreferencial en esencia, se designa a si mismo y se comenta sin pausa, manejando con delectacion e invencion la comunicacion visual, reduciendo la separacion entre gran arte y arte aplicada. Seguidamente, como el movimiento se propaga a través de amistades allende las fronteras, por medio de la constitucion de una marca freeware con antelacion y, finalmente, como Dada marca tanto, si no mas, la creacion del trabajo como la deconstruccion. Como eco a estos fundamentos, la escenografia de la exposicion compone una parrilla de 50 celdas abiertas a modo de tablero de ajedrez, que ofrece de forma inteligente, dos posibilidades de descubrimiento : cronologico o aleatorio. Cotejando los criterios de agrupamiento (espacios dedicados por turnos a un artista, un pais, una ciudad, un medio o un concepto) la exposicion multiplica las entradas posibles a esta nebulosa artistica sin menospreciar la precision en las elecciones operadas. Es de apreciar, especialmente, una brillante presentacion de los ready-mades de Duchamp, asi como el descubrimiento de numerosos aspectos menos conocidos del movimiento como el sub grupo Tabou Dada (de Jean Crotti y Suzanne Duchamp). Es cierto que la colocacion sobre molduras blancas de este festival del escaparate y del cartel formateado nos devuelve un eco desvitalizado del movimiento, dejando lejos la energia que presidio el auge de estos documentos y obras. Se roza la exposicion de objetos curiosos o el fetichismo. Sin embargo, esta decepcion es realmente inevitable y asumirla es, quizas, paradojicamente, un rendido homenaje. Casi un siglo después, la grandeza de Dada guarda, efectivamente, su inconmensurabilidad en el orden cultural de las cosas y, particularmente, su irreductibilidad museastica. En una carta de 1921 presentada en la exposicion, Marcel Duchamp escribe a Jean Crotti, que le invita a exponer : "Sabes bien que no tengo nada que exponer -que la palabra exposer (exponer) se parece a la palabra épouser (esposar, casar). Por lo tanto, no esperes nada y no te preocupes" Queda claro como hay que afrontar esta inteligente exposicion : saborear toda la informacion que puede aportar, pero no esperar nada de ella y no preocuparse.

Guillaume Désanges